A finales del mes de febrero tuvo lugar el primer Salón Inmobiliario organizado por BlueMedia y Heraldo con 10 expositores que presentaron sus promociones, una gran afluencia que superó todas las expectativas y un resultado final que ha satisfecho tanto a los expositores como a los asistentes.

Para el éxito de esta acción se combinaron una serie de acciones que aseguraron su éxito.  Nuestro equipo comercial fue capaz de conseguir que las principales promotoras de Aragón participasen en este apasionante proyecto que aunque ilusionante, corría  riesgos al ser su primera edición.

Este salón ha nacido con un objetivo claro:  ser el punto de encuentro entre la oferta de vivienda de obra nueva con los interesados en adquirir una.

Una vez que ya contábamos con este apoyo comenzamos una comunicación sin precedentes. Ha dos semanas de la realización del evento se informó de la acción a través de publicidad exterior. A una semana de la misma comenzamos una potente campaña en HERALDO y en sus redes sociales. Así mismo se utilizaron cuñas publicitarias en las principales emisoras. Todo la campaña fue diseñada y planificada por equipo de BLUEMEDIA y fue adaptándose según la proximidad del evento pasando de un primer momento en el que solo se informaba de la realización del salón a un mensaje de push para fomentar la asistencia.

Pero si la comunicación fue importante el montaje del Salón no fue menor. Seleccionamos un emplazamiento para su realización sin igual el Hotel Palafox. Situado en el mismo centro de la ciudad, nos ofrecía 650m2 para  el montaje de los 10 stand, pero también presentaba retos organizativos que fueron uno a uno solucionados con éxito. Finalmente quedo una exposición muy cómoda de visitar

Un éxito sin precedentes de asistentes y de resultados para los expositores

El viernes se entregó junto con HERALDO DE ARAGÓN el especial de 12 páginas en el que podías encontrar toda la información sobre las diferentes promociones que se exponían en el salón. A las 17:00 se abrieron las puertas del salón y desde el primer momento, quedó de manifiesto lo atractivo que resultaba. Se empezaron a montar las primeras filas de asistentes en los diferentes stand en espera de recibir una información con mayor profundidad. Tanto es así que, a pesar de cerrar las puertas a la hora, los expositores siguieron atendiendo hasta una hora y media después de su cierre. El sábado se esperaba como el mayor día de afluencia y no decepcionó.Ni a la hora de comer notamos la clásica reducción de asistencia, y otro día mas tuvieron que irse más tarde a casa los expositores para no dejar a nadie sin atender. El domingo a pesar de abrir mañana y tarde y competir con el clásico del fútbol Madrid- Barça, la asistencia no aminoró para alegría de expositores y  organización.

Una vez terminada pudimos analizar a través de un sondeo, entre los asistentes y los expositores cual fue su valoración. Para ambos fue muy positiva. Unos por la facilidad de poder visitar la mayor oferta de obra nueva en un mismo punto y otros por las expectativas y ventas que realizaron.

 

Diferentes momentos del Salón en el que llegaron a montarse filas en numerosos expositores

Acceso al especial en Heraldo.es